912 17 53 85
1ª VALORACIÓN GRATUITA

¿Qué ocurre con la herencia tras un divorcio?

Muchas personas divorciadas o separadas se preguntan qué derecho tienen en caso de existir una herencia por fallecimiento de su excónyuge. Y es que es un tema del que no se suele hablar con frecuencia. Por eso, no todo el mundo tiene la certeza de que, cuando se decide poner fin a un matrimonio, los derechos y obligaciones que se establecieron entre ambos desaparecen. Incluso los que tienen que ver con el derecho hereditario.

Es importante comentar que si no se gestiona bien todo el proceso pueden surgir problemas, en este caso es fundamental contar con un buen bufete de abogados especialistas en herencias y sucesiones. No es extraño que suceda que, al fallecer uno de los dos, el otro pueda reclamar como heredero o como beneficiario de una pensión de viudedad, en perjuicio de los hijos o de un segundo cónyuge.

Índice de contenidos

  1. Tras el divorcio, ¿es necesario desheredar al otro cónyuge?
  2. La herencia tras una separación de hecho
  3. Lo que dice la ley en la actualidad

Tras el divorcio, ¿es necesario desheredar al otro cónyuge?

No es necesario, si tenemos en cuenta que el régimen económico matrimonial (gananciales o separación de bienes) queda liquidado cuando se hace efectivo el divorcio o la separación. Esto, en lo que respecta a los derechos de los cónyuges.

Pero ¿qué ocurre cuando se ha otorgado testamento antes del divorcio? En estos supuestos, puede suceder que se deje parte de la herencia de libre disposición al cónyuge, que en estos momentos ya no lo es. Por tanto, si no queremos que ese reparto se mantenga, habría que modificarlo.

La herencia tras el divorcio cuando hay hijos en común

La regla general nos indica que en un divorcio con hijos, aun existiendo hijos comunes, el cónyuge sobreviviente carece de derechos hereditarios. Pero hay diferencias según se trate de hijos menores o mayores de edad.

Si los hijos son menores de edad, es posible que el excónyuge pase a ser el administrador de su herencia. Al ser su tutor legal, administrará su patrimonio hasta que los hijos alcancen la mayoría de edad.

¿Cómo se puede evitar esto? Realizando un nuevo testamento en el que se designe a otro administrador de los bienes. Este podría ser un familiar cercano, por ejemplo.

¿Y si hay hijos fuera del matrimonio?

Si el fallecido tiene hijos de varias relaciones, todos heredarán con idénticos derechos. Salvo, claro está, que por las razones que permite la ley se disponga otra cosa.

Solicite cita con uno de nuestros letrados

Divorcio Madrid cuenta con un gran equipo de Abogados de Matrimonialistas y de Familia en Madrid, expertos en procedimientos de divorcio y sucesorios.

¡Llámenos sin compromiso!

La herencia tras una separación de hecho

No importa que la separación sea legal o de hecho. Actualmente, en cualquiera de las dos situaciones, el excónyuge pierde los derechos hereditarios. Eso sí, si se trata de una separación de hecho, tendrán que demostrarla o acreditarla el resto de herederos, si quieren evitar que el excónyuge herede.

Por eso, como ocurre con el divorcio, nos encontramos con que, tras una separación, es preferible dejarlo todo bien atado, elaborando otro testamento actualizado. Así, se deja clara la voluntad de cada cónyuge respecto del destino de su propio patrimonio. Y, sobre todo, se evita cualquier tipo de conflicto entre familiares.

Lo que dice la ley en la actualidad

El Código Civil no deja claro que la cláusula de la herencia de libre disposición a favor del otro cónyuge queda sin efecto tras la separación o el divorcio. Esto, como es lógico, genera cierta imprevisibilidad e inseguridad jurídica.

Por eso, en 2018 el Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que establecía que, tras el divorcio, el heredero designado previamente quedaba sin efecto, ya que el testamento aludía a que dejaba esa parte de la herencia a "su esposo". De esta forma, al dejar de serlo, decaía también su derecho a heredar.

En cualquier caso, y por todas las razones que hemos comentado, es conveniente asegurarse siempre de que se cumple nuestra voluntad. Y ello solo se garantiza al 100 % si se realiza un nuevo testamento tras el divorcio o la separación.